Puertas

Aprende cómo reparar las puertas de madera de los estantes

La mayoría de los hogares poseen mobiliario de madera, o también estantes del mismo material, y estos por lo general están conformados por varias divisiones para que los usuarios puedan organizar sus pertenencias o elementos como comida, utensilios de cocina, equipos de oficina, entre muchos otros usos.

Para este tipo de mobiliario, algunas de estas divisiones están protegidas por puertas de madera, la cual puede poseer cerradura o no, pero lo que si poseen con total seguridad son bisagras, con este elemento la puerta podrá cumplir su función de abrir y cerrar.

Con el constante abrir y cerrar de la puerta, es frecuente que presente una avería cuya consecuencia sea que la puerta se desnivele, sin embargo, este problema tienen solución, y consiste en un proceso muy sencillo de realizar, con algunos materiales fáciles de encontrar y un poco de cuidado, el mueble o estante quedará perfecto. Sólo es necesario seguir algunas indicaciones.

Reunir los materiales

Este es un trabajo bastante sencillo de realizar, tanto que puede ser ejecutado por cualquier miembro de la familia que tenga la habilidad de utilizar herramientas, sin embargo para realizar el trabajo como todo un cerrajero profesional, es necesario reunir algunos materiales indispensables para realizar esta reparación:

  • Masilla reparadora, existen diferentes marcas en el mercado.
  • Pintura del color de la puerta, en caso de estar al natural, va a necesitar barniz del mismo tono de la puerta.
  • Guantes de látex, por protección.
  • Cúter.
  • Papel de lija de grano fino.

Una vez que todos estos implementos están en sus manos, es momento de iniciar el trabajo, para que el mobiliario quede como nuevo.

Lo primero es desmontar la puerta

Con ayuda del destornillador, debe comenzar a retirar los tornillos que mantienen la bisagra unida a la puerta, de esta manera tendrá la posibilidad de retirar la puerta del mueble. Luego, tome el cepillo seco, también puede ser una brocha seca, y comience a limpiar la parte rota, de esta manera retirará cualquier residuo de madera.

El proceso es muy fácil de realizar, sin embargo, ante cualquier duda, puede consultar a un cerrajero profesional, para que éste le asesore, o incluso puede contratarlo para que realice la reparación.

El proceso de reparación

Es momento de colocarse los guantes, porque el siguiente paso es cortar un trozo de masilla reparadora y comenzar a preparar siguiendo las indicaciones del empaque, es importante amasar muy bien, hasta que el color de la masilla sea uniforme.

Luego va a tomar una porción de masilla, y va a rellenar el área rota, es preferible que exista algo de exceso del producto en el área afectada, porque después se debe retirar este exceso con ayuda del cúter o comenzar a lijar toda el área para obtener un acabado perfecto.

La masilla una vez seca, luce como un  trozo de madera, sólo resta pintar del mismo color del resto de la puerta y esperar a que esta seque, para finalmente, con ayuda del destornillador, instalar nuevamente la bisagra y colocar la puerta reparada en su lugar.

error: Content is protected !!