Puertas blindadas

4 aspectos que debes considerar al elegir una puerta a prueba de ladrones

Aunque parezca lamentable, las soluciones universales para instalar puertas de seguridad no existen; sin embargo se pueden implementar una serie de alternativas que permitan mantener a los ladrones a raya.

Las protecciones antirrobo tienen como finalidad principal impedir que los malhechores accedan a las propiedades, así que de no instalar una puerta que impida los robos, al menos trata de adquirir una puerta que reduzca la velocidad de actuación de los ladrones.

Pero para poder hacer la elección que mejor se adapte a tus necesidades, existen factores clave que debes tomar en cuenta, los cuales mencionaremos de manera que tu seguridad quede garantizada.

  1. Material de la puerta

El material de la puerta es quizás el componente más importante de la misma, sobre todo por que se emplea una variada gama de materiales en las puertas modernas, aunque no todas son adecuadas para ser puertas antirrobo.

Todas aquellas que se consideren puertas blindadas, deben ser lo suficientemente fuertes como para resistir los ataques de fuerza bruta. Los mejores materiales para construir puertas antirrobo son el acero, la madera maciza y la fibra de vidrio.

La elección del material adecuado en las puertas es fundamental, y constituyen el complemento perfecto con las cerraduras y demás dispositivos de seguridad. La puerta que elijas al menos debe contar con un núcleo solido que sea difícil de patear o atravesar.

  1. El marco o umbral de la puerta

Una puerta antirrobo debe disponer de un respectivo marco que la complemente, ya que éste contribuye a mantener la puerta en su lugar, además de suministrar una capa adicional de seguridad.

El material con el que se construye un marco es tan importante como el material de la puerta. En el caso de que el marco de la puerta no se encuentre fabricado correctamente, las puertas pueden ser fácilmente vulneradas por los malhechores, sin que ofrezcan resistencia alguna.

Asimismo, un marco de puerta que funcione de manera adecuada debe contar con una jamba, un cabezal y por supuesto, el tope capaz de proteger las bisagras de la puerta.

  1. Elección de la cerradura idónea

Un elemento que optimiza el funcionamiento de las puertas de seguridad son las cerraduras. Una cerradura especialmente diseñada para puertas antirrobo, tiene la facultad de resistir los ataques de fuerza bruta, perforación, o aperturas arbitrarias.

Otro dispositivo que puedes incorporar a tu puerta antirrobo son los cerrojos, ya que son efectivos para mantener más seguro tu hogar, además de que son capaces de soportar una cantidad considerable de fuerza.

Para que la cerradura de una puerta cuente con mayor seguridad se le deben hacer ciertos ajustes como la implantación de tornillos más largos que impidan su desinstalación. Las cerraduras anti taladro son las mejores a la hora de impedir robos.

Barcelona es una ciudad que ha dado muestras de progreso en materia de seguridad, y no son pocos los establecimientos que ofrecen los mejores dispositivos. No obstante te recomendamos que visites https://seguritek.es y compruebes de primera mano lo que te decimos.

  1. Componentes adicionales de seguridad

Existen otras piezas que se pueden usar para efectos de seguridad domestica, como las cámaras de vigilancia, pantallas de seguridad para las puertas, sensores de movimiento y las alarmas. La posición de estos artefactos influirá en el nivel de seguridad de las puertas de seguridad.

error: Content is protected !!